La malaria o paludismo es una enfermedad transmitida por la picadura del mosquito anofeles mediante la inoculación del parásito (plasmodium) que causa la enfermedad.
Existen distintos tipos de malaria dependiendo del tipo de parásito que nos ha infectado pudiendo ser algunas formas de infección mortales.
Es una enfermedad que se extiende, en diversos grados, por todas la zonas tropicales i subtropicales. Ahora bien, no todas estas zonas tienen el mismo riesgo ni lo tienen durante todo el año. Es por esta razón que podemos encontrarnos con viajeros que van al mismo país y en unos casos se les recomienda profilaxis frente a la malaria y a otros no. Depende de las zonas donde se viaja y de la época del año en que se viaja (las épocas húmedas tienen más riesgo al existir más mosquitos).

Existen diversos factores que incrementan el riesgo de contraer la malaria :

  • Clima y altitud dentro del país que viajamos : cuanto menor altura, humedad y calor de la zona mayor riesgo de adquirir la enfermedad.
  • En líneas generales, todos los países del África subsahariana tienen un elevado riesgo para contraer la enfermedad y casi durante todo el año.
  • Estancias largas, más exposición posible, representan un mayor riesgo que estancias cortas. Aunque una estancia breve no quiere decir que no exista riesgo sino que este es menor.
  • Estancias en zonas rurales más que en zonas urbanas.
  • Acampadas, trekings, alojamientos sin aire acondicionado.
  • Algunas situaciones individuales: embarazadas, niños y personas con el sistema inmunitario alterado.

¿Qué debemos hacer?

  • Evitar las picaduras de mosquitos. Sin picadura no hay enfermedad. El mayor riesgo para este tipo de mosquito está entre el atardecer y el amanecer. Usar los repelentes de la forma y frecuencia que nos han indicado. Si vamos a dormir en tienda de campaña o instalaciones que no cuentan con aire acondicionado : Usar mosquitera y protegerse en su interior durante la noche.
  • Tomar tratamiento profiláctico. Se debe consultar con un especialista en medicina del viaje quién decidirá cual es el mejor para sus condiciones y lugar al que viaja. Generalmente usamos dos tipos distintos de productos para evitar que la malaria se desarrolle una vez se ha introducido en nuestro organismo:
    • Atovacuona/proguanil que evita la infección de forma rápida una vez el parásito entra en nuestro cuerpo y..
    • Mefloquina (Lariam) o doxiclina, actúan un poco más tarde que los anteriores pero con el tiempo suficiente para evitar que el parásito se pueda multiplicar y causar enfermedad.

Debemos seguir las indicaciones que nos han dado en relación a estos fármacos y tomarlos durante el tiempo recomendado ya que si no lo hacemos la infección puede aparecer igualmente.

Si seguimos todos estas recomendaciones las probabilidades de padecer una malaria son muy bajas.